¿Qué es body positive?

El movimiento cuerpo positivo (body positive, por su nombre original en inglés) es una tendencia que promueve la autoaceptación del cuerpo. Es una respuesta al problema de los trastornos alimentarios cada vez más diagnosticados y a la discriminación de personas cuya silueta se encuentran fuera del llamado canon de belleza. Aprende la historia de este movimiento, aprende a vivir en armonía contigo mismo y vea los beneficios de llevar una relación de amor y bienestar con tu cuerpo.

¿Qué es el movimiento body positive?

El cuerpo positivo, o body positive, es simplemente una actitud que implica amar y aceptar tu cuerpo. También es un movimiento que muestra cómo los mensajes de los medios contribuyen a la relación a menudo perturbada que las personas tienen con sus cuerpos. Desafortunadamente, los mensajes con los que nos bombardean en las redes sociales constantemente nos dicen que las personas más delgadas son más saludables y felices. Esta idealización de la delgadez puede provocar que las personas con complejos se involucren en actividades poco saludables: ejercicio excesivo, torturarse con dietas restrictivas, cirugías plásticas dolorosas y, a menudo, peligrosas.

Gracias al fenómeno body positive, las mujeres comienzan a ver la belleza en sus imperfecciones. No se avergüenzan de presumir de lo que consideraban una deficiencia hasta hace poco. Se sienten bien en su propio cuerpo. El movimiento cuerpo positovpo te permite aceptar tus complejos y darte cuenta de que lo que consideras bello o poco atractivo es una construcción social ilusoria y realmente depende de la perspectiva individual.

Historia del movimiento body positive

La primera objeción a las demandas malsanas que la sociedad impone al cuerpo humano fue la llamada Reforma de la vestimenta victoriana, dirigida principalmente a los corsés femeninos. Se utilizaron argumentos tanto políticos como médicos. Los corsés han sido reconocidos no solo como un símbolo de la esclavitud de las mujeres, sino también como una herramienta que afecta negativamente la columna vertebral o el trabajo de los órganos internos. A finales del siglo XIX se crearon diseños de trajes que no restringen el cuerpo femenino y permiten la libre circulación.

El movimiento moderno de body positive tiene sus raíces en la década de 1960. Tras la publicación del artículo «Más personas deberían ser gordas» del periodista Lew Louderback, surgieron las primeras voces de oposición a la discriminación contra las personas obesas. Este texto inició la lucha contra las personas que hoy son llamadas ‘gordofobicas’ y la creencia de que tener kilos de más siempre es perjudicial.

El eslogan mismo de body positive apareció en 1996, cuando la escritora Connie Sobczak, que sufría de trastornos alimentarios, creó la fundación Body Positive Movement junto con su psicoterapeuta Elizabeth Scott.

Hoy en día, body positive no se trata solo de peso, sino de apariencia en general. Se guía por el lema «todos los cuerpos son hermosos”, también aquellos con cicatrices, celulitis, estrías después del embarazo o arrugas. En los últimos años, el movimiento se ha llevado a cabo principalmente en las redes sociales, sobre todo en Instagram. Los activistas hablan de su lucha por encajar en el llamado canon de belleza.

Los objetivos del movimiento body positive

Los objetivos más importantes del movimiento positivo del cuerpo incluyen:

  • Promover la aceptación de todos los cuerpos.
  • Ayudar a las personas a aceptar su propio cuerpo.
  • Oponerse a estándares poco realistas con respecto a la apariencia física.

Los principios de cuerpo positivo

A continuación, te presentare como puedes empezar o lo que debes hacer para practicar la filosofía de vida del movimiento cuerpo positivo:

Haz las paces con tus complejos

Recuerde que no existe un canon de belleza universal. Todos los seres humanos tienen gustos diferentes y ninguna persona es capaz satisfacer los gustos de todos. Trata de aceptar tu cuerpo tal como es. Date el gusto de sentirte a gusto con tu aspecto físico, en lugar de intentar cambiarlo a la fuerza para hacer frente a las exigencias superficiales de la sociedad.

Come sano

No te culpes si tu peso no baja tan rápido como quieres. El objetivo de seguir una dieta adecuada es principalmente proporcionar energía a nuestro organismo. No te peses obsesivamente todos los días, no cuentes meticulosamente las calorías, ni te vuelvas esclavo de dietas demasiado restrictivas. Es mejor desarrollar hábitos alimenticios saludables primero, ya que te permitirán alcanzar gradualmente el peso deseado.

Cuida tu piel

Utilizamos cosméticos que mejoran el estado de la piel, y no solo enmascaran imperfecciones. El cuidado adecuado no solo te hará lucir más agraciada, sino que también te hará sentir mejor contigo misma/mismo.

Disfruta la actividad física

El ejercicio debe ser divertido y con la intensidad adecuada producir endorfinas que nos hagan sentirnos bien. Mide tus intenciones y no entrenes demasiado el cuerpo. Si no te matas haciendo ejercicio sino que te ejercitas con una intensidad adecuada, te será más fácil mantener una rutina de ejercicios.

Vistete cómodamente

No te obligues a llevar cosas que te hagan sentir mal, cosas que solo te pones para gustarle a los demás o que simplemente están de moda. No compres ropa demasiado pequeña solo para demostrarte a ti misma/mismo que todavía puedes vestir prendas de la talla ideal.

No juzgues la apariencia de los demás

Aceptas no solo tus propias imperfecciones, sino también las deficiencias o defectos de otras personas. Deja de dar consejos sobre belleza física a tus amistades si estos antes no han pedido tu opinión. Incluso con buenas intenciones, tales comentarios pueden alimentar los complejos de alguien.

Filtra los mensajes en las redes sociales

Recuerde que no solo las modelos, sino también las personas comunes retocan sus fotos: ocultan imperfecciones, adelgazan sus siluetas, usan aplicaciones para mejorar su aspecto. Comencemos observando las fotos de personas que muestran su aspecto físico como realmente es.

El movimiento cuerpo positivo y la obesidad

Junto con la creciente popularidad del movimiento cuerpo positivo, también ha habido críticas. Se le acusa, entre otras cosas, de sobre aceptación e incluso supuestamente promover la obesidad. La base del movimiento cuerpo positivo es una relación adecuada con tu cuerpo y el respeto por los demás, independientemente de su apariencia. Este concepto no pretende promover la obesidad y un estilo de vida poco saludable.

Según la CIE-10, la obesidad es una enfermedad, es decir, un trastorno de las funciones del organismo provocado por factores patógenos. En vista de lo anterior, la obesidad, como cualquier otra enfermedad, no debe aceptarse, sino tratarse. El movimiento positivo del cuerpo no se separa de las personas que luchan contra la obesidad. Al contrario, te ayuda a cambiar tus hábitos. conduciendo a una mejora en la salud.

Deja un comentario