En la psicología y la medicina modernas, se abandona la percepción binaria de la identidad de género. Aunque los patrones culturales de masculinidad y feminidad aún se mantienen firmes, sabemos desde hace varias décadas que el género psicológico puede tener más dimensiones. Uno de ellos es la androginia. ¿Qué significa exactamente este término? A continuación, te presentaré todo lo que debes saber acerca de la androginia: qué es, su historia, sus características y las ventajas que presentan las personas de tipo andrógino.

que es androginia

Androginia: la historia del concepto

Hasta finales de la década de 1960, el género era tratado como una dimensión con dos polos: en uno se trataba de la feminidad y en el otro, de la masculinidad. La teoría de los esquemas de género, presentada por Sandra L. Bem, puso fin a este pensamiento.

Ella asumió que la feminidad y la masculinidad son dos dimensiones independientes de la personalidad, y creó una escala de medición para la capacidad de un individuo para usar un género psicológico dado. La escala se publicó en 1974 en forma de cuestionario.

Sin embargo, vale la pena agregar que Bem no fue la primera persona en plantear tales hipótesis: Carl Gustaw Jung escribió sobre el concepto de personalidad masculina (animus) y femenina (anima) de cada ser humano. Sin embargo, el concepto de Sandra L. Bem resultó ser pionero: cuestionó todo lo que la ciencia había sabido hasta el momento sobre los roles de género.

Género cultural según la teoría del esquema de género

Según el concepto presentado por científicos, entre la más conocida es la teoría de Bem, se pueden distinguir cuatro tipos principales de género psicológico:

Personas sexualmente definidas: mujeres y hombres con un alto nivel de compatibilidad género-psicológica. Exhiben comportamientos acordes con la percepción social de un género dado y conforme a los cánones que la sociedad ha creado para cada uno de ellos. Cuando es necesario emprender un tipo de comportamiento diferente, sienten malestar;

Personas sexualmente inespecíficas: personas cuyo comportamiento habitual no encaja en ningún cánon de género en la sociedad. Las puntuaciones altas en esta dimensión se correlacionan con una menor sensibilidad y autoestima;

Personas andróginas: muestran comportamientos que son característicos tanto del patrón de feminidad como del patrón de masculinidad en la sociedad. El comportamiento que elijan depende principalmente de la situación: una persona andrógina se adapta de manera flexible a sus condiciones;

Personas definidas sexualmente de forma cruzada – personas que típicamente se involucran en conductas no biológicas.

Desde 1974, mucho ha cambiado en la percepción del género y también han surgido nuevos conceptos, pero la teoría de Bem fue una especie de revolución en nuestro pensamiento sobre el género.

Androginia: ¿por qué se caracteriza?

Como te mencione anteriormente, la androginia caracteriza a las personas que se mueven suavemente entre los comportamientos característicos de los patrones predominantes de feminidad y masculinidad. La elección está determinada principalmente por la situación a la que el individuo andrógino es muy sensible.

Las personas con una puntuación alta de andróginos son sensibles y emocionales, pero al mismo tiempo, también más resistentes al estrés. Como regla general, pueden trabajar bien con representantes y representantes de otros géneros psicológicos, porque pueden comprender a cada uno de ellos. También tienen una mejor autoestima y una autoimagen más positiva.

Androginia – ventajas

Numerosos expertos en salud mental señalan que las personas caracterizadas por el tipo andrógino, son las personas que mejor se adaptan a las exigencias del entorno actual y al nivel de civilización, que requiere la integración de características antes consideradas clásicamente. masculino y femenino.

Por el contrario, según estudios realizados hasta ahora, el tipo de determinación sexual en las mujeres se asoció con un alto nivel de ansiedad y neuroticismo, y en los hombres, con las llamadas experiencias de «crianza en frío» en la infancia. Las personas del tipo sexualmente no especificado también experimentaron problemas similares.

Mientras tanto, las personas caracterizadas por un repertorio andrógino de comportamientos mostraron una alta resistencia mental a las condiciones cambiantes de la situación. La sensación de seguridad les brinda la oportunidad de aprovechar muchos patrones de comportamiento disponibles, no relacionados con el sentimiento de incomodidad (como en el caso de las personas sexualmente definidas) o la falta de competencia (como en el caso de las personas sexualmente no especificadas).

También son mucho más resistentes a la presión social. La androginia mental también tiene un efecto positivo en el funcionamiento en una relación íntima, porque favorece la cooperación y la lucha por la comprensión.

Sin embargo, conviene recordar que, junto con el desarrollo de los estudios de género, el concepto de género está sujeto a muchos cambios y transformaciones. El género no es la única dimensión de género tal como la conoces.

La androginia psicológica es una dimensión que debería definir la norma: los recursos mentales de las personas andróginas son los más grandes y su funcionamiento en la sociedad es el más fácil.

Sin embargo, en el contexto del creciente interés en el tema de la identidad de género, también esta área está siendo investigada y discutida ampliamente, y su exploración a fondo probablemente permitirá una mejor comprensión del concepto de género y el rol del individuo en la sociedad de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.