En este artículo te explicaremos qué es una colonoscopia y cómo prepararte para ella si tienes programada una próximamente.

colonoscopia

Qué es la colonoscopia

Una colonoscopia es una prueba realizada en un centro de salud por especialistas capacitados y bajo anestesia, lo que significa que es indolora.

La colonoscopia se realiza principalmente para detectar lesiones en el intestino grueso. Es crucial que todo el intestino esté limpio y libre de alimentos y heces antes de poder examinarlo.

Los pólipos que se encuentren durante el proceso se extirparán, algo que también es indoloro.

Preparación para una colonoscopia

Para que la colonoscopia pueda realizarse de la mejor manera posible, debes seguir las recomendaciones de los especialistas. El médico revisará tu medicación actual junto a la enfermera y te aconsejarán sobre cómo prepararse para la colonoscopia.

Mantén una dieta adecuadas en los días previos

Es fundamental que mantengas una dieta adecuada. En los tres días anteriores a la prueba, deja de comer alimentos con fibra. Tampoco comas cereales integrales, frutas, verduras ni alimentos con fibra añadida. Si sufres de estreñimiento, debes excluir estos alimentos de tu dieta durante durante un periodo de tiempo más largo (al menos cinco días).

El objetivo de eliminar las comidas ricas en fibra, así como los cereales, las legumbres, las verduras y las frutas, es ayudar a que el movimiento intestinal elimine todo lo que hay dentro del intestino al momento de evacuar, y éste quede limpio para la prueba.

Si esta dieta no se realiza correctamente antes de la prueba durante los períodos de tiempo estipulados, esto impedirá que el médico pueda evaluar todo el interior de tu intestino.

No tomes medicamentos con hierros

En los días previos a la prueba también debes evitar el consumo o la aplicación de medicamentos que contengan hierro. Éstos tiñen el intestino, dificultando que el especialista pueda visualizar adecuadamente lo que hay dentro de él.

Mantén una dieta líquida el día antes

El día anterior a la prueba mantén un dieta líquida, integrada solo por alimentos como los siguientes:

-Bebidas energéticas transparentes con electrolitos
-Café negro o té (sin crema o leche)
-Zumo de manzana o agua
-Caldo filtrado.

Toma el evacuante siguiendo las instrucciones

Pese a que la toma del evacuante y el horario pueden resultar incómodos, sigue todas las indicaciones para que no tengas que repetir la prueba y ésta se realice con la mayor seguridad posible.

Para completar la prueba de forma satisfactoria, sigue estrictamente el programa de toma del evacuante que te indique la enfermera. Ella te facilitará los productos necesarios para dicho fin.

El evacuante debe tomarse dos veces al día, con un intervalo mínimo de seis horas entre cada toma. El horario de la ingesta y la cantidad mínima de líquidos que debes consumir se especifican en las instrucciones.

Siempre ingiere el producto y las bebidas de manera continua pero a pequeños sorbos para evitar las náuseas.

El producto hace efecto entre 30 y 45 minutos después de su consumo, y tras tomarlo notarás que tus heces se vuelven progresivamente acuosas (liquidas). Esto no crea ningún dolor, sin embargo puede hacerte sentir incómodo.

Cuatro hora antes de que se realice la prueba, deberás consumir la segunda parte del producto evacuante, así como los líquidos claros permitidos.

Solo toma líquidos claros

Para saber si un liquido es lo suficientemente transparente y claro para consumirlo en los días de preparación a la colonoscopia, puedes realizar la siguiente prueba:

Toma un periódico con letra legible y cóloca sobre él un vaso de cristal que en su interior contenga el liquido. Si puedes leer la letra del periódico a través del vaso y del líquido, eso significa que es lo suficientemente claro como para que puedas tomarla.

Algunos liquidos claros permitidos son los siguientes:

La leche: No es transparente. No se puede leer el periódico a través de ella. No la tome.

Zumo de naranja: Tampoco es transparente. No se puede leer el periódo a través de él. No lo tome.

Zumo de manzana: Este zumo es transparente porque se puede leer la letra del periódico a través de él. Puedes tomarlo.

Asegúrate de que tus últimas deposiciones sean líquidas y de un color amarillo claro similar al de la orina. De no serlo, sigue consumiendo líquidos hasta que lo sean; de lo contrario, tu colon no estará lo suficientemente limpio para que el endoscopista pueda ver todas las paredes de tu intestino.

No olvides los preparativos finales

Lleva al hospital la documentación que te proporcionaron en el centro de salud.

Debe estar en ayunas dos horas antes de la prueba y no consumir nada, ni siquiera agua, debido a que serás sedado.

El día de la prueba debes ir acompañado por una persona que espere por ti.

Duración de la colonoscopia

La colonoscopia durará aproximadamente 45 minutos. Posteriormente se quedará un tiempo en la zona de recuperación donde le informará sobre lo que debe hacer tras la misma.

Esperamos que esta breve explicación le ayude a prepararse mejor y a sentirse mucho más seguro a la hora de practicarse una colonoscopia.

Quién puede hacer una colonoscopia

Las colonoscopias generalmente son realizadas por un médico gastroenterologólogo, comúnmemente abreviado como médico GI. Este tipo de profesional de la medicina se especializa en el aparato digestivo. Algunos cirujanos también están calificados para hacer este procedimiento. Asimismo, la prueba debe realizarse junto a un enfermero o enfermera, y un especialista en anestesia.

Si deseas aprender más sobre las distintas especialidades de la medicina, visita el siguiente post:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.