Los beneficios de la manzana la convierten en uno de los mejores alimentos que puedes consumir en cualquier época del año. Tienen un alto contenido en nutrientes beneficiosos para el cuerpo humano y la salud en general, además de ser deliciosas.

La importante cantidad de antioxidantes y pectina en la composición de esta fruta es la responsable de sus principales beneficios para la salud. Combaten los daños causados por los radicales libres y ayudan al proceso natural de desintoxicación del organismo.

Además, las manzanas proporcionan una sensación de saciedad. Esto las convierte en una gran opción para las personas que quieren perder peso pero no consiguen controlar su hambre.

beneficios de la manzana

Hay numerosas razones por las que el consumo regular de manzanas es altamente recomendable. En este artículo repasaremos algunas de ellas.

Combate los problemas estomacales

Las cáscaras de manzana tienen una gran cantidad de fibra insoluble, que ayuda a aumentar los movimientos intestinales y a aliviar el estreñimiento. La pectina es una forma de fibra que se encuentra en las manzanas. Ayuda al correcto tránsito de los alimentos a través de los intestinos y reduce la cantidad de líquidos perdidos en condiciones como la diarrea. Las manzanas también contienen tanino, un fitoquímico. Tiene propiedades antiinflamatorias y actúa como antibiótico natural.

Retrasa el envejecimiento y previene el cáncer

Debido a su alto nivel de taninos y flavonoides, que son fitonutrientes que actúan como antioxidantes, antiinflamatorios y astringentes, la manzana ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. También se ha demostrado que los flavonoides ayudan en el tratamiento de las enfermedades cardíacas. Los beneficios de la manzana también incluyen propiedades que ayudan a prevenir el cáncer de colon, mama y de prostata.

Ayuda desitonxicar el organismo

Cuando se come demasiados alimentos procesados y/o comida rápida, aumentan las posibilidades de desarrollar una serie de trastornos relacionados con el mal funcionamiento del hígado. Aunque el cuerpo tiene la capacidad de limpiarse a sí mismo, cuando está sobrecargado de toxinas, este proceso natural de desintoxicación se vuelve imposible. Afortunadamente, comer manzanas o beber zumo de manzana a diario puede ayudar a los procesos naturales de desintoxicación del cuerpo y mantener la función hepática.

Diabetes

La pectina, una fibra presente en las manzanas, ayuda a controlar la glucemia. Se recomiendan dos manzanas al día para obtener la cantidad necesaria de pectina.

Previenen la formación de cálculos biliares.

Los cálculos biliares se producen cuando el torrente sanguíneo contiene demasiado colesterol, lo que impide a la bilis digerir adecuadamente las grasas. La bilis que no se utiliza se endurece en forma de cálculos, lo que puede provocar diversos síntomas y deteriorar la salud de la persona. La fibra soluble e insoluble de la manzana retrasa la formación de colesterol en la sangre y reduce en gran medida el riesgo de obesidad.

Previenen la enfermedad de Parkinson.

Se pueden obtener muchos beneficios de los alimentos ricos en fibra como las manzanas. La manzana es un poderoso aliado en la lucha contra la enfermedad de Parkinson, una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por el daño a las células productoras de dopamina en el cerebro. Los radicales libres, según los científicos, tienen un papel en la progresión de la enfermedad. Las comidas ricas en antioxidantes son, por tanto, un excelente método para prevenir enfermedades como el Parkinson.

Promueven la buena salud dental

Otro de los beneficios de la manzana es que estimula la producción de saliva en la boca. Como resultado, se reduce la presencia de bacterias que causan caries y otros problemas de higiene bucal. Aunque comer una manzana no sustituye la limpieza bucal con un cepillo y una pasta de dientes, será de gran ayuda si no se dispone de estos elementos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.