¿Por qué nos sorprenden tanto losgemelos? Los amamos cuando son famosos. Les envidiamos cuando desde la cuna crecen juntos y se entretienen. Pero no importa por qué los amamos, el hecho es que vivimos en un verdadero boom de gemelos. Y no hay mejor razón para querer ser padre o madre de unos gemelos.

Datos interesantes sobre el embarazo de gemelos

Factores que influyen en la posibilidad de concebir gemelos

Aparte de la predisposición genética, otras condiciones también afectan esta posibilidad. Entre ellos:

Después de que nacen los gemelos, se cree que las madres gozan de mejor salud.

La naturaleza, a través de ese mecanismo evolutivo, intenta transmitir los genes de la madre dos veces en un mismo embarazo. Sin embargo, estos datos se aplican solo a aquellas mujeres que concibieron gemelos de forma natural. Los gemelos mismos viven vidas más largas que otras personas. Este fenómeno se denomina “efecto de protección gemela”.

Los gemelos aprenden a comunicarse ya en la barriga de su madre

Según la investigación científica, se ha demostrado que los bebés gémelos comienzan a interactuar con su hermano (o hermana) a las 14 semanas. A las 18 semanas, ya tocan el cuerpo de su gemelo más que a su propio cuerpo. Es curioso que lo hagan con mucha ternura.

Su ADN es casi idéntico, pero no sus huellas dactilares

Estos patrones únicos se forman en los dedos de los pies cuando los embriones tocan la vejiga fetal. Tienen diferentes ombligos y huellas dentales. Prueba genética La única forma de saber si los gemelos son idénticos o fraternos es mediante una prueba genética. Si los niños nacidos son de diferente sexo, entonces solo hay un diagnóstico: estos son gemelos fraternos.

Los gemelos siameses pueden leerse la mente

Los gemelos fusionados con cabezas tienen un “puente talámico”. El tálamo procesa la mayor parte de la información sensorial. Por lo tanto, un niño puede sentir lo que siente su hermano o hermana.

Es posible que hayas tenido un hermano o hermana gemelo

Científicos han descubierto que 1 de cada 8 embarazos comienza con la formación de dos embriones, y solo 1 de cada 70 termina con el nacimiento de dos bebés. Al final del primer trimestre, el segundo embrión desaparece sin dejar rastro. Este fenómeno se denomina síndrome del gemelo desaparecido.

Mucho de lo que pueden hacer los gemelos, la ciencia aún no ha podido desentrañar. Quién sabe, tal vez llegue el día en que no haya espacios en blanco en este tema y el “fenómeno de los gemelos” se dé a conocer por completo. Mientras tanto, se convierten regularmente en objeto de investigación médica y psicológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.