La fórmula infantil es un producto familiar que podemos encontrar en los estantes de practicamente cualquier supermercado. Se utiliza como sustituto de la leche materna o como complemento para alimentar al bebé. Y aunque parece que lo sabemos todo sobre este producto, en realidad no es así.

Datos interesantes sobre la lactancia con formula

La fórmula infantil no sustituye a la leche materna

La mayoría de los padres creen que la fórmula para bebés es exactamente igual que la leche materna. Pero este no es el caso. Incluso la fórmula láctea de la más alta calidad con una composición equilibrada y alta en vitaminas y minerales es inferior a la leche materna nutricionalmente.

Las fórmulas infantiles caras y económicas son igualmente seguras

Algunos padres prefieren fórmulas infantiles caras simplemente porque creen que son más seguras que las baratas. De hecho, la producción de alimentos para bebés está estrictamente controlada. Por lo tanto, las fórmulas baratas son igualmente seguras y contienen todos los nutrientes, oligoelementos y vitaminas en su mínimo requerido.

El aceite vegetal es necesario en la fórmula para recién nacidos

La mayoría de las mezclas contienen aceite vegetal, en particular, muchos fabricantes utilizan aceite de palma. Por supuesto, esto confunde a los consumidores que lo encuentran dañino e inadecuado para un bebé. De hecho, nadie está vertiendo litros de aceite de palma en la fórmula. Por lo general, no se le agrega en su forma pura. El ácido palmítico se aísla de él.

El ácido palmítico es una grasa vegetal natural. Y es necesario para el crecimiento y desarrollo normal del bebé. Para acercar la fórmula a la nutrición natural, los fabricantes usan ácido palmítico, una fracción fermentada de aceite de palma o coco, que está cerca del ácido palmítico de la leche materna.

La fórmula infantil no se puede preparar con anticipación

Algunas personas creen que puede preparar la mezcla con anticipación, para su consumo varias horas después y que no causará ningún efecto negativo. Pero eso es totalmente desaconsejable. La alimentación con una mezcla de este tipo puede provocar trastornos digestivos en un niño debido a la rápida multiplicación de bacterias. Por lo tanto, la fórmula infantil debe prepararse justo antes de su consumo.

La consulta con un pediatra te ayudará a elegir la fórmula adecuada

Si crees que comprar fórmula infantil es lo mismo que comprar cualquier otro alimentos, entonces esto es un error. La selección de la mezcla debe realizarse solo después de consultar con el pediatra y de acuerdo con sus recomendaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.